silerus

El blog de Proyecto áSILO

De la acción al reposo: La familia silera crece

2 comentarios

Hablemos de compromiso. Hasta hace muy poco, Proyecto áSILO se ha caracterizado, sobre todo, por la acción. Hemos construido el camino a la vez que hemos ido caminando; tratando de no dar pasos en falso, pero, cuando ha ocurrido, aprendiendo de la experiencia. Una de estas acciones es la que ha propiciado el acercamiento y la inclusión de nuevos silerus, dotando de nuevas visiones y capacidades al equipo, que ha pasado, en menos de 4 meses, de 2 a 14 personas en la gestión de planes de acción.

02_reunion en la Universidad Popular de Castuera

Algunas de estas nuevas maravillosas capacidades son las de analizar, referenciar, comunicar y focalizar lo que hacemos. Es cierto que, si queremos crecer con dignidad, lo debemos hacer desde el reposo, madurando la nueva gestión y creando un equipo capaz de ser eficiente al compaginar los proyectos concretos con la infraestructura básica necesaria, de manera que se favorezca la difusión y se pueda crecer en red.

el equipo distendido tras una semana intensa

Hasta aquí todo claro y fantástico; pero debemos ser conscientes del peligro que supone el reposo; puede ocurrir que entre tanto debatir y conversar, nos perdamos en las palabras. La teoría es necesaria, y más llegado a este punto; es la que da una base a la acción. Pero ¡atención! Que no se quede en lo hablado, que sirva para sujetar y reforzar esta acción, ejercicio representativo de Proyecto áSILO.

Como dijo Diógenes ‘el Cínico’, “el movimiento se demuestra andando”.

Anuncios

2 pensamientos en “De la acción al reposo: La familia silera crece

  1. “Aprendiendo de la experiencia” es algo que para mí caracteriza los modos de hacer de Proyecto áSILO. Pero me gustaría que pudiésemos ir afinando poco a poco más sobre las diferencias entre vivir una experiencia y aprender de la experiencia.

    Porque no son lo mismo, y porque si Proyecto áSILO desea no sólo compartir su conocimiento, sino también sus modos de aprender, de adquirir ese conocimiento, entonces debe saber comunicarlo.
    Y ésto es para mí uno de los objetivos emocionantes de este blog. El objetivo no es registrar nuestro trabajo para difundirlo. No al menos en este blog. El objetivo es saber comunicar nuestra experiencia en el qué hacer cotidiano, nuestros modos de desarrollar las profesiones o los oficios que son necesarios en cada momento, en cada situación, por cada grupo de personas.

    Exponer lo que nos une, lo que nos desune, y los conceptos clave que vamos construyendo después de la acción y la conversación compartida, como el trabajar con la artesanía de la tecnología. Explicitarlos para que se sigan construyendo, y puedean formar parte del lenguaje de todo aquel que quiera sentirse parte de la comundad de silerus.

    Y aquí un pequeño extrato del libro: “El cuarto saber. Guía para el aprendizaje experiencial”:
    “Acción significa comportamiento pero también pensamiento, ejercicio de sensibilidad, expresión de estados de ánimo y de emociones, todo lo que manifiesta la capacidad del sujeto de establecer una relación activa con los demás y con el mundo. Pero es esencial que a los movimientos de acción se alternen movimientos de pausa. Desde siempre la pausa viene asociada a la reflexión. La pausa es movimiento hacia el interior, porque permite a quien aprende recoger energías (pensamientos, emociones), concentrarse para transformar y generar, pero también para consentir los movimientos fundamentales hacia el exterior, en relación con el mundo.”

  2. Han pasado años de las primeras acciones bajo el cobijo de Proyecto áSILO, creo que nunca llegamos a hablar de la palabra compromiso, nos lo creímos y fue suficiente para hacer y seguir haciendo. Pasados unos meses tras las intervenciones realizadas en Valdecaballeros (Segunda Edición de Tecnología, Creación y Sociedad: Geografías Emergentes; 2007) me llegaron dos regalos de personas distintas y distantes, una de Castuera y la otra del Puerto de Santa María. La primera, fue una mochila con la siguiente inscripción:

    […]
    El camino sigue y sigue
    desde la puerta.
    El camino ha ido muy lejos,
    y si es posible he de seguirlo
    recorriéndolo con pie decidido
    hasta llegar a un camino más
    ancho
    donde se encuentran senderos y
    cursos.
    ¿y de ahí donde iré?
    No podría decirlo. […]

    Y la segunda, fue una libreta hecha reutilizando casi el 90% de los materiales, con un escrito en la portada anunciando:

    […]
    No es una obsesión.
    Es simplemente que, en
    cualquier momento, veo una
    carretera llena de carriles en los
    que puedo empezar un viaje.
    Y cuando llego, quiero empezar otro más.
    Pero no es una obsesión. No lo creo.[…]

    En ambos hay una gran carga emocional, al menos a mi me la suscita, la cual describe un modo de vivir y no parar. Ahora y después de todo lo que está sucediendo considero importante no perder el norte del seguir haciendo y en paralelo registrándolo para que todos puedan conocerlo; entre otras cosas porque somos muchas personas y muchos lugares. Sigamos el camino de la artesanía de la tecnología para no olvidar el pasado y seguir formando parte de nuestro presente. Invito a dar respuesta a algunas cuestiones de tiempo, lugar y modo en el quehacer diario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s