silerus

El blog de Proyecto áSILO

Taller Internacional de Arquitectura. VIVIENDA DE EMERGENCIA

8 comentarios

El propósito desde la Escuela Superior de Arquitectura de Guadalajara e Isthmus Norte Escuela de Arquitectura y Diseño de América Latina y el Caribe es dar respuesta a una línea de la arquitectura que no tiene más de 20 años: la arquitectura efímera. Son espacios diseñados desde lo temporal para satisfacer las necesidades de los damnificados.

Para cumplir este objetivo se ha invitado como asesores del taller a Fernando Gordillo Bedoya (Maestro en Arquitectura y especializado en diseño y construcción del hábitat transitorio), José Mendoza Milara (Maestro en Arquitectura y cofundador de Proyecto áSILO), Ángela Siqueiros Falomir (Arquitecta especializada en reciclaje arquitectónico y construcción) y Esther Alicia Enriquez Protillo (Arquitecta especialista en construcción con tierra).

La estrategia seguida en el taller busca acercar a los participantes a casos reales. Por eso en un primer apartado se eligen las zonas en riesgo de catástrofe, considerando el tipo de catástrofe e identificando el balance de afectados. Se trabaja con encuestas a los vecinos para conocer los modelos familiares, negocios, empresas de la zona y poder llegar a una estimación de futuros damnificados.

Con base en el Trabajo de Campo y la información recopilada, se identificaron las áreas de intervención que presentaban riesgo de desastre por causa de un terremoto o inundación en la ciudad de Guadalajara, Jalisco (México) incluso definiendo el lote específico para ubicar en él, viviendas de emergencia.

A partir de las estimaciones y datos obtenidos en el trabajo de campo se sabe el número de viviendas necesarias para satisfacer las necesidades de alojamiento de los afectados. A partir de estos datos se trabajó en el diseño formal y espacial de las viviendas. A nivel de proyecto básico se lanzaron distintas propuestas de vivienda de emergencia satisfaciendo las necesidades de distintos modelos familiares. El objetivo cubrir el mayor número de tipos familiares todo ello vinculado a un desastre específico. Se trabajó con diseños por ordenador y maquetas a escala 1/20 acercándonos a los primeros prototipos.

Habiendo desarrollado el diseño básico de las viviendas se pasó al diseño constructivo y estructural. Más allá de lo formal y lo bonito el proyecto debía satisfacer unas necesidades de habitabilidad. Para ello se investigó en materiales innovadores, reutilización de sistemas y materiales constructivos, invención y cambio de uso de materiales no convencionales ajustando a cada propuesta para garantizar los requisitos de partida: modular, transportable, fácil de montar, de bajo coste y garantizando la eficiencia energética. Para ello se facilitaron herramientas como el Climate Consultan y el ARCHISUN.

Para que todo ello no quedara en lo virtual o planos en papel, se pidió a los participantes el trabajo a escala 1/5 como aproximación a la realidad. La construcción de la maqueta nos facilitaría la comprensión del montaje de las viviendas y el desarrollo de los sistemas constructivos. Se llegó a palpar la realidad encontrando dificultades de montaje y teniendo que reinventar los diseños para así, como arquitectos, dar solución a nuestros diseños de lápiz gordo, cambiar la mina y trabajar con el lápiz fino, el detalle de lo constructivo para garantizar que la idea bonita no es un sueño y puede compartir espacio con nuestras vivencias y necesidades cotidianas.

Con toda esta información no queda más que invitarles al debate de cuan lícito pueda ser estos modelos de investigación. ¿Qué opinan de los resultados obtenidos? ¿Conoces a ONGDs que pudieran valorarlos?

Sin más dilación agradecerles la lectura esperando puedan dar difusión y compartir los conocimientos.

Anuncios

8 pensamientos en “Taller Internacional de Arquitectura. VIVIENDA DE EMERGENCIA

  1. Pingback: INGRID vs MANUEL. Desastres en México. | Multihabitar

  2. Pingback: INGRID vs MANUEL. Desastres en México. | silerus

  3. Felicitaciones Fernando y compañeros, pioneros en una labor que hace mucha falta en todo el planeta y por supuesto mucho más en nuestros países menos desarrollados. Me encantó un taller tan realista y tan práctico, además la evidencia del currículo oculto que teje lazos fuertes entre los participantes al propiciar una experiencia de vida inolvidable; mis mejores deseos porque sigan construyendo conciencia planetaria y generando redes de conocimiento sobre este asunto urgente para la humanidad. Mis respetos para todos desde Honduras.

  4. Felicidades Fernando por el taller, muy interesante que estén promoviendo el análisis y la búsqueda de soluciones a la vivienda de emergencia antes de que sea necesaria, cuando se puede pensar con calma. Gracias por compartirlo y quizás en el siguiente taller les propones realizar algunas alternativas para condiciones de Trópico Caluroso y Húmedo, como el que tenemos aquí….o quizás hacemos uno en conjunto por acá, combinando con el taller de Diseño y Construcción Tropical Bioclimático que hacemos y así podemos promover en conjunto mayor conciencia en torno a los desarrollos y edificaciones tropicales.

    Felicidades nuevamente, y saludos a todos en Isthmus, y a Gabriel y Carlos desde Honduras.
    Angela Stassano

  5. Interesante lo que dices y el video que anexas; al respecto, hago las siguientes anotaciones:
    1. La vivienda de emergencia parece ser una utopía. En nuestros países (en vías de desarrollo o “subdesarrollados”), después de las carpas, solo es posible el albergue comunitario o el desplazamiento. No hay prevención frente a los desastres y muchas veces éstos la superan.
    2. El mejoramiento estructural y aislante (contra inundaciones) de la vivienda no es posible sin desalojar la vivienda.
    3. El síndrome del edificio (la casa) enfermo(a) no es un problema de pobreza (o de baño), sino del inadecuado uso de materiales.
    4. Muchas de las acciones aisladas indicadas en el video se pueden desarrollar a nivel rural o particular. Pero en la ciudad (masa urbana) y con la aglomeración de la población… es a otro precio.
    Finalmente creo que las propuestas de los estudiantes fueron generadas según su propia apreciación del problema. Pueden ser utópicas en determinados casos, pero a la larga, es una semilla que dará frutos.

    • Hola Fernando, encantada de que comentes por aquí, porque para mí una de las cosas que más sentido le daría a este blog es, no sólo que sirviera de expositor de trabajos, si no de foro de conversación y aprendizaje a partir de ellos.
      Ya hablando de el comentario que hice, la verdad es que la referencia que puse no fue pensando en que tuviese una traslación directa al proyecto expuesto aquí. Los problemas son diferentes, el contexto es otro, y por tanto tendrá su metodología de actuación propia, como bien expones.
      Pero ya que continuas la reflexión con las anotaciones que haces, me quedo con que, sabiendo que sería necesario ese desalojo de las personas durante el período de reparación de sus viviendas para hacerlas resistentes a catástrofes, podría ser interesante un enunciado de taller que plantee hacer las viviendas temporales que habitar mientras tanto.
      En cualquier caso, yo también creo que todo buen trabajo puede dar sus frutos, y que para construir un futuro mejor primero hay que poder imaginarlo.
      Un saludo

      • Halo compañeros tertulianos,

        en primer lugar agradecer su participación en el blog con sus aportaciones en relación al tema de vivienda de emergencia.

        Por mi parte a más de considerar las necesidades que puedan existir sobre este modelo de talleres, comparto con María G. Javaloyes la idea prioritario de mejorar las condiciones de la vivienda existente. Como bien dijo Fernando Gordillo Bedoya para conseguir mejorar las viviendas que lo necesitaran primero deberíamos tener un lugar donde alojarlos. Pues bien, entiendo que vivienda de emergencia puede ser por distintos tipos de emergencia y… sinceramente prefiero que la emergencia sea la mejora constructiva y estructural de vivienda antes que una catástrofe natural, antropogénicos o silenciosa.
        Partiendo de esta reflexión ¿qué sería primero vivienda de emergencia o mejora de vivienda precaria? De momento se ha hecho un taller de vivienda de emergencia y no se si proponer ahora hacer un taller de mejora de vivienda existente.
        También quería recordar la confusión que hubo en este taller al llamarlo inicialmente “Taller de Vivienda Emergente” aunque posteriormente se dieron cuenta de que el termino a tratar era la emergencia.
        Pues bien, todo esto va en relación a proponer a los contertulios la cuestión de si SERÍA POSIBLE ORGANIZAR UN TALLER DE VIVIENDA EMERGENTE donde lo emergente por un lado es la necesidad de mejora de la vivienda existente en paralelo a la vivienda de emergencia donde residan aquellas personas que habrán de desalojar sus viviendas durante los tiempos de mejora.

        ¿CREEN QUE SI SE ARMA UN PROGRAMA DOCENTE PARA ESTE TALLER, MÓDULO O WORKSHOP TENDRÍA CABIDA EN ESCUELAS Y UNIVERSIDADES COMO ISTHMUS, ESARQ, UCOLMAYOR, ISAD, UNIVERSIDAD DE LAS AMÉRICAS U OTRA UNIVERSIDAD QUE USTEDES CONSIDEREN?

  6. Felicidades Jose por los talleres de arquitectura que estás realizando en México. Se puede apreciar la cercanía con los alumnos, y que disfrutan haciendo equipo, tratando de comprender una realidad, diseñando con nuevas herramientas y construyendo grandes maquetas.
    Lo que más me gusta de estos post es precisamente que se visibiliza y exponen las diferentes formas que cada uno de los alumnos ha tenido de abordar, de posicionarse ante un contexto.
    En ese sentido, me hubiese encantado que un alumno, algo rebelde, tras analizar los riesgos de sismo e inundaciones de la zona, hubiese planteado no diseñar nuevas casas, sean o no de arquitectura efímera, sino diseñar maneras de reforzar las existentes, haciendolas más resistentes-resilientes ante una catástrofe natural de las estudiadas.
    Y ya puestos, hubiese sido genial que dichos diseños se ofrecieran a los propios habitantes, para que tuvieran el conocimiento y el poder de decisión sobre la mejora de sus propias viviendas.
    Pongo enlace de un equipo de personas que ha estado realizando una tarea parecida, reparar casas haciendo equipos locales, saneando los entornos, no para evitar las catástrofes naturales, sino las enfermedades infecciosas que se producen por entornos insanos.
    Da para mucho que pensar: en lugar de invertir el dinero en un hospital para que vayan las personas enfermas, invertirlo en reparar, con ellos, sus casas, para que no enfermen.

    Este comentario tan largo unicamente pretende contribuir a la conversación, la reflexión y el enriquecimiento con posicionamientos diversos ante un mismo contexto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s