silerus

El blog de Proyecto áSILO

NUNCA JAMÁS

Deja un comentario

130917_Nunca jamas-Castuera _+imágenes_

Resulta extraño tener presente que Nunca Jamás, a lo que otros llaman Planeta Tierra, sea producto de una serie de casualidades consecutivas. Este impresionante continente de diversidades infinitas, al que desde lo lejos percibimos como un amasijo esférico de maravillosos colores, sólo puede simplificarse – ‘entenderse’ teniendo en cuenta que se trata, precisamente, del contenedor de la Vida.

Hace ya algún tiempo que las ‘realidades construidas’ en Nunca Jamás son casi exclusivo e impositivo resultado de la conducta humana; el hombre, el (ser) humano, del cual podríamos concluir que prácticamente hace y deshace a su antojo.
Ante nuestros conocimientos históricos de los abyectos resultados de una equivocada gestión de los Recursos, S1 y S2 hicimos las maletas rumbo a Castuera (dado el misticismo conmovedor, sereno y ocre del aterrizaje en el atardecer extremeño en el mes de septiembre, dar este paso nunca nos costó mucho).
Como no necesitamos descansar demasiado, nos alojamos, como siempre, en la ‘Casa de las mil estrellas’, que tiene la virtud de la Magia de la Noche (aunque tenemos toda una suerte de alojamientos dispares alrededor de vuestro mundo, los propietarios de esta casa nos obsequian con lo mejor del ser humano, todo lo salado y también lo dulce). La noche que llegamos la pasamos trabajando; intuyendo sinergias, trazando rutas definitivas y construyendo los últimos útiles y herramientas reutilizados necesarios para llevar a cabo nuestro cometido. En esta ocasión ocupamos la parte baja de la casa, conviviendo con la familia propietaria, el despacho-biblioteca que está a la derecha, nada más entrar, y los 2 departamentos enfrentados a él antes de cruzar la entrecasa en L que lleva al patio y a la que confluyen el resto de departamentos de esta planta, 6 en total. Al contrario que cuando estamos con el equipo, somos bastante más, entonces nos alojamos en la parte alta, la más mágica, aquella que tuvimos la oportunidad de rehabilitar aplicando la fórmula Deconstrucción + Reutilización = NØ Residuos hace ya más de un ciclo solar. Para llegar a esta planta, o al Doblao, como ellos lo llaman, hay que atravesar el patio de la noche y subir las escaleras de lo prohibido. Es muy alto y diáfano (además de fresco en verano y bastante cálido, acogedor, cuando llegan los fríos), admitiendo muchos modos de estar y hacer. El tejado del Doblao, a 2 aguas irregulares, parece querer alcanzar el cielo.

130917_Nunca jamas-Castuera _+imágenes_

Cuando amaneció al día siguiente no nos resultó nada difícil dar con las personas cuyos perfiles eran afines a las sinergias intuidas que mencionábamos arriba, según teníamos entendido, la clave consistía en buscar en aquellos que caminaban “Mirando Alto”, unas 5 de estas personas se ofrecieron de inmediato a colaborar para el buen desarrollo de nuestra acción de concienciación y aprendizaje alrededor de Nunca Jamás.
Entre los habitantes de la encantadora y humilde población extremeña, encontramos a los niños de entre 6 y 12 años las personas más interesantes para el desarrollo de este compromiso común; pero, no se lo pondríamos tan fácil, para ganar nuestra confianza deberían superar una serie de pruebas para nada se130917_Nunca jamas-Castuera _+imágenes_ncillas. Nos resultó sorprendente cómo estas más de 3 decenas de GRANDES pequeños lograron transportar ¡con la boca y a modo de cadena humana! desde Castuera hasta África una cantidad proporcional al agua necesaria para cubrir sus necesidades de acceso a este recurso (aprendiendo que más del 40% de su población no lo tiene). Juntos sobrevolamos Latinoamérica, impregnándonos de sus olores a mezcla y sabroso y conociendo uno a uno sus diferentes países, con la experiencia añadida de que, por el camino, los niños tuvieron oportunidad de truecar nuestras monedas de cambio (viejos CDs) por algunos alimentos de primera necesidad; varios kilos de arroz, legumbres, tomates,…y hasta leche y galletas fueron cedidos por ellos a la sede de la Cruz Roja en Castuera.
Recorrimos un largo camino alrededor de Nunca Jamás, superando muchas y muy variadas pruebas; nos vimos obligados a “Desmontar la Isla de la Basura” durante nuestra travesía por el Pacífico, seleccionando y separando los residuos para su posterior reciclaje. Tras un duro aunque muy enriquecedor viaje a través de mares, océanos, selvas y bosques encantados…, y antes de nuestro regreso, tanto los niños como nosotros mismos, tuvimos la oportunidad de comprender juntos, un poco más, el importante significado de las 3 famosas R.

Aunque muy ingenuamente (S1 y S2 también hemos sido niños y aún conservamos bastantes vestigios de ese estadio anterior), podríamos imaginar Nunca Jamás como un mundo infinito, sin límite. Sin embargo, nos consta por nuestras vivencias que todo en este mundo tiene principio y fin, todo nace y muere en Nunca Jamás, ¿excepto Nunca Jamás?… (5). Las niñas y niños podrán transmitir satisfechos al resto de humanos la responsabilidad de satisfacer sus necesidades sin comprometer las posibilidades de las generaciones venideras de atender las suyas propias, a lo que otros llaman Desarrollo Sostenible.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s