silerus

El blog de Proyecto áSILO

Reflexiones tras la acción/taller POSTALES RELATO

3 comentarios

IMG_0717

(fotografía de Andrea Milde en el lavadero de Celanova)

Notas de viaje y reflexiones posteriores a la acción-taller POSTALES RELATO realizada en Celanova, Ourense, dentro del congreso SOPA´14 // Tallerista: María G. Javaloyes

PRETALLER (ya en Celanova) 22,23/09/2014

La Rúa Manuel Lezon, donde se realiza el recorrido del taller, es conocida por los habitantes de la zona como la calle Abaixo, (son esas cosas que aún no te dice el callejero de google maps). Hablando con un bibliotecario de Celanova dice: “era una calle muy unida”. Le preguntamos a qué se refiere y dice algo así como que antes siempre había actividad por allí abajo.

mapa2

Obtengo la selección de fotos que en diferentes épocas fueron tomadas en la calle Abaixo, en dos carpetas: fotos antiguas y fotos actuales:

Esta selección la realizan algunas de las personas que forman parte del proyecto Aquela Celanova. Sin esta asociación local, con la que nos puso en contacto los organizadores del SOPA´14, hubiese sido imposible (o nos hubiese costado meses) obtenerlas, por una cuestión de confianza. Aser hizo de intermediario explicando para qué serían utilizadas.

Las fotos antiguas que me pasan me resultan sorprendentes. En muchas, en un costado pone RIZO, el apellido del fotógrafo que las hizo. Dicen en un libro que encuentro sobre este fotógrafo:

“Rizo, el hijo de un muñeiro que retrató la cara amable de una época”

Era un negocio emergente en esa época ser” fotógrafo de ferias”. Pero no se centró sólo en las fotos de festividades extraordinarias, sino que realizó también sobre la cotidianidad…y viendo la selección de las realizadas en la calle Abaixo una puede interpretar o fantasear con que buscaba la festividad o lo extraordinario también en la vida cotidiana. Cosa que en esta calle encontraba. ¿Y quienes son los protagonistas de estas fotos? Mujeres, mujeres y niños. Niños jugando en la calle y mujeres realizando alguna tarea, también en la calle, en un momento distendido o convertido en extraordinario por la presencia del fotógrafo.

tira1

tira2

Busco y extraigo algunas citas del libro “Sobre la fotografía” de Susan Sontang tratando de dar referencias a preguntas como: ¿Que nos atrae de estas fotografías? ¿Qué hace nuestra mente con ellas?:

“Las cámaras comenzaron a duplicar el mundo en momentos en que el paisaje humano empezaba a sufrir un vertiginoso ritmo de cambios: mientras se destruye un número incalculable de formas de vida biológica y social en un breve período de tiempo, se obtiene un artefacto para registrar lo que está desapareciendo”

“Toda fotografía tiene múltiples significados; en efecto, ver algo en forma de fotografía es estar ante un objeto de potencial fascinación. La sabiduria esencial de la imagen fotográfica afirma: “Esa es la superficie. Ahora piensen–o más bien sientan, intuyan–qué hay más allá, cómo debe de ser la realidad si ésta es su apariencia”. Las fotografías, que en sí mismas no explican nada, son inagotables invitaciones a la deducción, la especulación y la fantasía.”

“La fotografía implica que sabemos algo del mundo si lo aceptamos tal como la cámara lo registra. Pero esto es lo opuesto a la comprensión, que empieza cuando no se acepta el mundo por su apariencia… En rigor, nunca se comprende nada gracias a la fotografía. Por supuesto, las fotografías colman los vacíos en nuestras imágenes mentales del presente y el pasado.”

“…sólo aquello que narra puede permitirnos comprender”

(Sobre la fotografía, Susan Sontang)


Las fotos actuales de la calle fueron realizadas por alguien de Aquela Celanova expresamente para el taller. Me recuerdan a fotos de google street view, puesto que es la secuencia fotográfica de un recorrido. En ellas el protagonista es lo construido, el paisaje de la calle cuando se recorre sin habitantes. Apenas aparecen personas, salvo en algunos casos extraordinarios, o en las periferias de las fotos. Lo cierto es que es una calle de postal, de esas donde la arquitectura es de pequeña escala, manipulable, donde ninguna construcción es igual a la de al lado, llenas de heterogeneidades y a la vez de elementos comunes, algunos tan singulares o situados en este contexto, que aún no los había visto antes, y, en una primera impresión, parecen construcciones llenas de señas de identidad de sus habitantes. Pero si esto procede de la iniciativa de los habitantes o si es fruto de políticas externas de conservación del patrimonio es algo que no puedo saber sólo por las fotos.

tira3

tira4

Quique, que junto a Aser y otros montaron la asociación Arraianos (habitantes de la frontera) tiene la iniciativa de buscar a personas de la calle Abaixo que nos quieran hacer de “guías turísticas” y de comentaristas de las fotos. Las encuentra y me las presenta. Cuatro mujeres de entre ochenta y pico a sesenta y pico años (mantendré sus nombre en el anonimato porque no les pregunté a este respecto). Todas habían nacido en esa misma calle, algunas en la misma casa en la que a día de hoy vivían. De nuevo la figura del interlocutor que traza algún vínculo de confianza entre ellas y yo, resulta clave. Gracias Quique!

EL DISCURRIR DEL TALLER 24/09/2014

-Recorriendo la calle:

Una calle que se recorre a paso ligero en tres o cuatro minutos, la recorrimos en una hora. Paso lento y muchas paradas, cada mujer acompañada de un grupo de participantes que pasaban de una a otra mientras ellas seguían contando. Las fotos también iban pasando de unas manos a otras. Narraron, saltando de un tema a otro sin previo aviso;), contextualizaron las fotografías y la calle misma desde sus vivencias, desde sus formas de habitar este lugar a lo largo del tiempo. Y en sus narraciones sentí más humor que melancolía, cosa inducida probablemente por las fotografías de Rizo, cuyo interés estaba en retratar, (construir) y hacer recordar lo festivo de la realidad que vivió.

recorriendo

Algunas cosas que recuerdo de lo que nos contaron:

  • La casa tipo más humilde era muy estrecha. Consistía en un semisótano usado como cochinera o para otros animales, la planta baja, como cocina y comedor y la planta primera con la habitación para toda la familia. Dice una de las mujeres: “Dormíamos ahí trece hermanos. No pasabamos frío”.
  • Muchas de las rehabilitaciones incluyeron ampliar la casa comprando la de al lado. Donde ahora vive una familia de cuatro miembros, antes puede que vivieran dos de diez personas cada una.
  • Una de ellas es la mujer de la foto en la que sale un cerdo. Dijo al verla: “Esta era una gran señora. Verla cuidar a los hijos era una obra de arte. Muchas mujeres tendrían que haber aprendido de ella.” Se refería a la cerda.
  • Ahora ya nadie tiene cochinera en el semisótano, pero esta mujer sigue teniendo un cerdo en alguna parte detrás de la casa. Llevó a algunos a verlo. La vitalidad que transmite su gesto en la fotografía se mantiene a día de hoy.
  • Pasamos junto una casa casi en ruinas pero que siempre tiene gatos y ropa tendida. Nos dice la dueña, entre risas, que es una granja de gatos. A las otras vecinas no parece hacerles tanta gracias. La dueña y su hermana la usan además para tender la colada. Un programa de usos atípico para un mismo lugar, 😉
  • Algunas mujeres están muy orgullosas de sus balcones con macetas. Una se rie porque salen las bragas colgadas en el balcón de su casa en una de las fotos de Rizo.
  • Dicen riéndose, que la mujer que se deja caer en una foto, era tremenda y siempre estaba de bromas. “Antes estábamos más unidas”. comentan al recordar que salían a la calle a hacer algunas tareas juntas.
  • Cuentan que en invierno podía verse toda la calle con brasas para calentarse y la gente sentada en las escalones de piedra.
  • Han desaparecido muchos de los  escalones de piedra donde los jóvenes se encontraban y pasaban horas y horas. “Esto antes era un cine” dice una mujer, recordando algunas de las actuaciones y juegos que se inventaban, porque “como no había tele”. Muchos de esos escalones ya no están, por las reformas urbanísticas para que circulen bien los coches.
  • El suelo de la calle se ha cambiado, porque las piedras estaban gastadas por la lluvia. Dicen que con las originales “el constructor se hizo un superchalé”
  • No recuerdan quienes son los niños de las fotos: “había tantos rapaces antes”
  • Una de las fotos es de la familia de una de las mujeres, la más joven que nos acompaña. Es la niña que sale más al fondo en las escaleras. Se ríen de tantos que eran antes, del jaleo que había en las casas y en la calle.
  • Llegando al lavadero dicen “Esto estaba siempre lleno de mujeres lavando y muchas veces tenías que esperar fuera porque no quedaba sitio. Si, si, era un ambiente muy chulo”. A día de hoy se sigue usando para lavar sábanas y alfombras, y una mujer lo usa de diario.
  • “Antes teníamos muchas fotografías de esta calle, claro, como teníamos fotógrafo”

-En el lavadero:

Llegamos aquí con la experiencia narrada de la calle y una hora de divagar. En ese momento se propone que cada uno de los participantes construya su propia postal de esta calle. Que cada uno sea el fotógrafo que la relata desde los pedazos de fotos que han hecho otros, usando la técnica del collage y el texto escrito, con el objetivo de resaltar algo de la percepción que se tiene de este lugar tras recorrerlo así.

Propongo un ejercicio previo, una nube de pos-it alrededor del mapa de la calle, para conversar, condensar y conectar las experiencias de unos y de otros, sus anotaciones…Pero en el ambiente hay más ganas de recortar, probar, pegar, doblar, pintar…que de conversar…así que se ponen manos a la obra.

enellavadero

Y con todas estas circunstancias, éstas son algunas de las postales que salieron:

postalescolgadasBAJARESO

En conversaciones posteriores que tuve con algunos de los participantes descubrí cosas interesantes. Por ejemplo, alguien decidió hacer un collage recortando sólo las personas de las fotografías de Rizo y ante esto, otra participante, Andrea Milde, empezó a ponerse nerviosa de ver tantos restos de fotografías vacías de personas. Asi que hizo su postal con esos restos. Es la primera postal empezando por la izquierda. Las otras postales que aparecen son de Cristina y Tono. Cristina se centró más en las fracturas entre el pasado y el presente, y Tono en las personas y en lo icónico.

Podríamos decir que con esta acción:

-El participante extranjero tuvo la experiencia de conocer un lugar recorriendolo junto a algunos de sus habitantes, en el rol de “guías turísticas”, y junto a documentos que constituyen un retrato, (desde la mirada de quien fotografía) de este lugar y de las formas de habitarlo en épocas pasadas.

-El participante local, nuestras guías. Según ellas mismas me dijeron, disfrutaron narrando las historias que han vivido en esta calle. Yo espero que no fomentara en ellas la melancolía de “un tiempo pasado mejor” sino la conversación sobre lo identitario de este lugar, antes y ahora, dicho desde ellas, desde sus conocimientos, el reconocimiento del cambio, de lo que se gana y lo que se pierde, de lo que vale la pena trabajar en recuperar o reformular, porque hace la vida más humana, más en común, seguramente con más conflictos pero también con más risas.

-Experimentamos produciendo otras postales de esta calle, mezclando, conectando, superponiendo, haciendo collage desde nuestra percepción del lugar y desde la reinterpretación de sus historias, reales o imaginarias, pasadas, presentes y/o futuras. Seguramente faltó ese espacio intermedio, entre la experiencia del recorrido y la realización de las postales, para que se trazasen más conexiones o más miradas diferentes, menos obvias… o quizás no.

Cualquier comentario para hacer evolucionar o poner es crisis esta acción será bienvenida. De momento Jose Carrasco está dibujando la experiencia de esta acción. Seguro que será un gran input para continuar con forma de conocer los lugares y las formas de habitarlos a lo largo del tiempo, de registrarlo y de (re)interpretarlo colectivamente…

Gracias a los que participaron, a la organización del SOPA´14, a Aquela Celanova y por supuesto a nuestras “guías turísticas”.

PD: a ver si el próximo post lo hacemos en multihabitar.org, 😉 ya nos queda poquito.

Anuncios

Autor: mariajavaloyes

http://desbordanteysinrigor.blogspot.com.es/p/acerca-de-este-blog.html

3 pensamientos en “Reflexiones tras la acción/taller POSTALES RELATO

  1. Gracias Patri y Paula por vuestros comentarios. La verdad es que se trataba de eso, de disfrutar ambas partes, locales y extranjeros, contando sus vivencias en esa calle unos, y sus formas de verla, otros. Una de las cosas que creo más recuerda el viajero o turista cuando regresa es si ha tenido alguna grata experiencia con los habitantes del lugar donde ha estado. Y también creo que es grato hacer de gúia turística de un lugar del que tienes tantos recuerdos de experiencias vividas. Pero faltó algo que conectara más ambas experiencias. Si lo volviera a repetir, ese momento de mapeo colectivo, con las herramientas apropiadas, creo que es la clave y creo que lo haría con ambas partes. Así el salto al collage sería más intencionado.
    Os dejo el enlace a una pareja que expuso en el SOPA su trabajo de mapeo analógico colectivo. Es un trabajo genial: http://www.iconoclasistas.net/

  2. Gracias Java por las historias que las fotografías cuentan, y por hacer de intermediaria entre el lugar y el imaginario colectivo. Este tipo de talleres que pueden parecer “melancólicos” pienso que son un puente entre no querer olvidar, y querer entender la evolución, el cambio constante ante las preguntas ¿hacia donde vamos?, ¿lo estamos haciendo bien? ¿qué hemos perdido, qué hemos ganado? … esa mirada atrás, presente y futuro … creo que las conversaciones que acompañaron a todas esas postales son el verdadero taller 😛

  3. Me parece que ésta es una forma muy cercana y excitante de conocer lo vivido en un lugar a lo largo del tiempo, sea más largo o más corto este periodo. Por eso valoro esta acción como una experiencia emocionante y cercana, tanto para las personas que visitan el lugar, como para las que les cuentan sus historias; veo que puede haber mucho disfrute tanto por un lado como el otro.
    Por otro lado creo que es un puntazo que las postales de un lugar estén creadas desde un punto de vista nuevo, del visitante que acaba de conocer la historia de ese sitio y que ha sido contada en primera voz.
    Para repetir 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s