silerus

El blog de Proyecto áSILO


1 comentario

¡Compañeros en la final de notodofilmfest!

Últimamente sólo tenemos buenas noticias. Esta vez, el colectivo Producciones Varadas, que se dedica a la realización independiente de audiovisuales, con el que nuestra sección gaditana colabora constantemente, ha conseguido que uno de sus cortos sea finalista de uno de los festivales más prestigiosos de cortometrajes de internet: notodofilmfest.

El corto se llama “Hablando en plata y ha sido realizado con la colaboración desinteresada de los vecinos, técnicos y actrices.

Desde Proyecto áSILO os invitamos a que votéis aquí por este corto que, además de una gran labor artística, ha supuesto un bonito encuentro social y colaborativo.

Además de este corto finalista en la edición de este año, este colectivo ha presentado “Toma la palabra” y “Un alto en el camino”, que no han corrido la misma suerte, y en la edición pasada del mismo festival se pueden ver “Botellas” y “¿¿Quién??”.

Por otra parte, el próximo jueves día 19 de Abril de 2012 a las 19.30 se estrenará en el teatro Pedro Muñoz Seca de El Puerto de Santa María el cortometraje “La Rueda, en el que colaboramos con Producciones Varadas para su realización. La entrada será libre hasta completar aforo. Este trabajo cuenta con el apoyo de la concejalía de Bienestar Social e Igualdad del Ayuntamiento de El Puerto de Santa María para su estreno y esperemos que tenga una larga andadura. ¡Suerte!

Anuncios


Deja un comentario

Investigación por bajante de edificio antiguo

Días atrás hemos realizado un curioso trabajo en colaboración con una empresa de robótica, Techrobin. El objetivo era localizar un posible foco de inundación de las arcillas expansivas que se encuentran en la cimentación de una vivienda de unos 200 años en El Puerto de Santa María (Cádiz), que tenía una gran cantidad de fisuras en sus muros, tanto de la planta baja como de la alta.

Habíamos acotado las posibilidades y pensábamos que podría ser alguna rotura o similar de un bajante de pluviales que provenía de la azotea a unos 9 metros de altura, pero era necesario comprobar si realmente había algún problema en ese lugar antes de producir daños en los muros del edificio. Para ello, se contactó con Techrobin, que dispuso de una pequeña cámara con dos leds a los lados para ir bajándola y poder comprobar de forma visual y sin causar daños en la edificación que, efectivamente la unión del bajante con el codo a nivel de suelo estaba desplazada, de forma que cuando llovía, penetraba una gran cantidad de agua en el suelo y producía los movimientos de la cimentación.

Una vez localizado el origen de los daños, procedimos a situar la llegada al suelo del bajante, que, al ser los muros tapiales y de gran espesor, no es una tarea intuitiva, pues al ver la imagen de la cámara, pudimos comprobar que la caída no era siempre completamente vertical. Así pues, introduciendo un despertador pequeño sonando de nuevo por el bajante, pudimos localizar perfectamente el punto donde habría que picar y reparar. ¡Reto superado!